Como resultado de cumplir el mandato evangélico de predicar a Jesucristo, la Congregación El redentor funda el Instituto Evangélico Americano enseñando un estilo de vida inspirado en el amor a Dios y al prójimo, y son sus propósitos:
Fomentar los valores espirituales contenidos en la Fe Cristiana
Formar personas con espíritu solidario hacia el prójimo
Promover la educación permanente